Pequeño accidente

No es ni la primera ni la última vez que pasará... ¡¡Pero que rabia da cuando pasa!!

¡Ah! ¿Qué qué ha pasado? Nada grave, un pequeño accidente con las piezas que puse en el horno.

En la primera no se aprecia demasiado "el tostado" a simple vista pero si te fijas... el fondo de la pieza, lo que tiene forma ondulada, no es negro, tenía que ser del mismo color que los círculos que se ven rosa-morado.
Evidentemente, los círculos rosa-morado tampoco tenían este color pero bueno, si no lo cuento, igual no se nota...
La pieza con los agujeros sí que era negra originalmente.

Total que me da pena tirarla después del rato que estuve trabajando en ella. Ahora es un broche y me lo quedo para mí.


 En la segunda no hay excusa que valga. No solo se ha tostado sino que hasta se ha desecho del calor el lateral que queda a la izquierda en la fotografía. Los colores originales eran negro y rojo.
Pero lo que son las cosas cuando mi madre la vio quiso quedársela. Dice que a ella le gusta... así que le haré un broche a ella también.

1 comentario:

  1. Jo, si que da rabia, si!!! Lo se por experiencia...

    ResponderEliminar